Conozca mensaje final del encuentro de los obispos de la iglesia en america

0

Doy gracias a Mons. José Luis Escobar Alas, Arzobispo de San Salvador, por las palabras de bienvenida que me resolvió para todos los existentes, entre los cuales veo a un amigo íntimo de los jóvenes trucos, esto es muy detalles bonito.

Estoy feliz de poder realizaros y compartir de un modo más conocido y directo vuestros sueños, trabajos y también sueños de Pastores a quienes el Señor ha delegado el cuidado de sus santos individuos.

Muchas gracias por la fraterna acogida

Tener la capacidad de encontrarte indica también „brindarme” la oportunidad de abrazar y sentirme más cerca de tu pueblo, de hacer míos sus sueños, también su desánimo y, sobre todo, esa confianza audaz que sabe estimular la esperanza y mover la caridad.

Gracias por permitirme acercarme a la fe intentada pero sencilla del rostro inadecuado de vuestro pueblo que reconoce que „Dios existe, no descansa, es activo, observa tanto como asiste” (San Óscar Romero, Homilía, 16 diciembre de 1979).

  • Esta conferencia nos advierte de una ocasión eclesial de una importancia fantástica.
  • Los Pastores de esta región fueron los primeros en América en desarrollar un organismo tanto de comunión como de participación que ha dado -y sigue dando- abundantes frutos.
  • Me refiero a la Secretaría Episcopal de Centroamérica, SEDAC.

Un lugar de comunión, de discernimiento y de entrega que nutre, renueva y también enriquece vuestras Iglesias.

Sacerdotes que efectivamente han sabido llevar progresiones así como dar una señal que, más allá de ser un simple elemento programático, ha sugerido en realidad cómo el futuro de Centroamérica -y también de cualquier otra zona del mundo- pasa necesariamente por la lucidez y la la capacidad de ampliar la mirada, de aunar esfuerzos en obra cliente y generosa de atención.

Y también esto, no como limosna sino como trabaj

De reconocimiento, de entrega y de entrega, y también, por tanto, de saber discernir los horizontes flamantes hacia los que nos conduce el Espíritu (cf. Exhortación Apostólica Evangelii Gaudio, 235). [1]

  1. En estos 75 años desde su fundación, SEDAC ha buscado compartir las alegrías y desesperaciones, las luchas y esperanzas de los pueblos de Centroamérica, cuyo trasfondo se ha entrelazado y creado con la historia de su pueblo.
  2. Y también esto, no como limosna sino como trabajNumerosos hombres y mujeres, sacerdotes, consagrados y consagradas, así como laicos, han ofrecido de hecho su vida hasta el punto de perder la sangre para mantener viva la voz profética de la Iglesia ante la injusticia, el empobrecimiento de tantas personas como así como el abuso de poder.

Tengo presente que, cuando yo era un joven sacerdote, el nombre de varios de ustedes fue tomado en consideración como una mala palabra, así como su consistencia ha llevado: gracias.

Nos recuerdan que „quien verdaderamente desea ofrecer magnificencia a Dios con su vida, quien realmente anhela santificarse para que su existencia glorifique al Santo, está llamado a atormentarse, gastarse y cansarse intentando vivir la obras de gracia» (Exhortación apostólica Gaudete et exsultate, 107).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí