Mensaje de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña a los hermanos Obispos de Nicaragua

La Conferencia Episcopal Puertorriqueña, expresa su profunda solidaridad, cercanía y apoyo con nuestros hermanos Obispos de la Conferencia Episcopal Nicaragüense y con todo su pueblo sufriente.

La Iglesia Católica en Nicaragua proféticamente ha denunciado la represión, la persecución, la violencia y las muertes de la que han sido objeto manifestantes civiles en contra de las medidas tomadas por el gobierno aumentando los aportes económicos de los trabajadores, empleados y jubilados al seguro social.

Los obispos nicaragüenses valientemente han participado como mediadores y testigos del Comité de Diálogo convocado par el Presidente Ortega. Lo han hecho con la esperanza de que cese la violencia, terminen las matanzas de civiles, resurja la paz y se conviva en una verdadera democracia.

Sin embargo, ante estos esfuerzos del episcopado de Nicaragua de diálogo, deseos de paz y gestos de unidad para el pueblo, los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosas y religiosos y fieles del pueblo santo de Dios han sido objeto de agresión, amenazas, acoso, de intimidación y daños a la propiedad eclesiástica por parte de grupos paramilitares afines del gobierno, sin que éste actúe suficientemente para cesar todo tipo de ataque contra la Iglesia y sus pastores.

Deseamos que nuestros hermanos Obispos de Nicaragua sepan de nuestras oraciones por la paz en Nicaragua, de nuestro apoyo a su gestión por la paz, el diálogo y la unidad encabezada por el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua.

Damos gracias a Dios por su valentía evangélica y profética, por su firmeza espiritual y moral en defender y proponer los principios de la doctrina social católica y por su testimonio digno de emular al acompañar al pueblo en la oración y la esperanza en todo momento, aún en riesgo de la vida propia.

Invitamos al pueblo católico y a todos los creyentes en Puerto Rico a orar por los Obispos de Nicaragua, por toda la Iglesia en Nicaragua y par el pueblo nicaragüense para que pronto encuentren caminos de tolerancia y de comunión, de fraternidad y de justicia y paz en la hermana nación nicaragüense de manera que puedan construir un futuro digno para todos y todas.

Que Inmaculado Corazón de María, a quienes ustedes se consagraron, les illumine, acompañe y asista siempre.

En San Juan de Puerto Rico, el día 9 de agosto de 2018.

 

S.E.R. Roberto O. González Nieves, O.F.M.

Arzobispo Metropolitano de San Juan de Puerto Rico

y Presidente de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña

 

S.E.R. Álvaro Corrada del Río, S.J.

Obispo de Mayagüez y Vicepresidente de la Conferencia

Episcopal Puertorriqueña

 

S.E.R. Eusebio Ramos Morales

Obispo  de Caguas

Administrador Apostólico, Fajardo-Humacao

Secretario- Tesorero de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña

 

S.E.R. Rubén González Medina, C.M.F.

Obispo de Ponce

 

S.E.R. Daniel Fernández Torres

Obispo de Arecibo

 

comparte!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *